El diagnóstico osteopático

Es identificar la “disfunción osteopática” evaluando la movilidad de todas las estructuras para descubrir las que la perdieron total o parcialmente. El osteópata debe descubrir cual o cuales son las causas de la pérdida o restricción de la movilidad y/o de la motilidad responsables de la aparición del síntoma.

El tratamiento osteopático

Un tratamiento osteopático suele estar indicado para problemas de tipo endocrinos: insuficiencia de la hipófisis, trastornos de crecimiento, trastornos de tiroides, de córtico-suprarrenales, de ovarios.

Cada estructura músculo esquelética, visceral, craneal o facial necesita técnicas apropiadas:

  • Osteo-articulares.
  • Sensoriales
  • Funcionales
  • Viscerales
  • Craneales
  • Somato-emocionales

Un tratamiento no invasivo como la osteoterapia puede ayudar a sanar disfunciones del sistema nervioso que incluso afecten en niños hasta llegar a anomalías del comportamiento y del aprendizaje.

El tratamiento se aplica a múltiples problemas o disfunciones ya que la eficacia de la osteopatía en el terreno de los problemas osteomusculares, ha dado lugar a la creencia popular de que es el único campo de acción.

Sin embargo basta recorrer las diversas dolencias que pueden tratarse osteopáticamente para percibir que el tratamiento es en realidad una forma de ayudar al cuerpo a recuperarse en forma natural y global.

Dolores de cabeza, cefaleas, jaquecas (sin causa aparente), neuralgia trigeminal, problemas de oclusión, disfunciones de la articulación temporo-mandibular, rinitis, sinusitis, disfuinciones pulmonares, bronquitis, problemas cardicirculatorios, trastornos digestivos, gastritis, hernia hiatal, sindrome del vago, estreñimiento, constipación, colon irritable, mareos vértigo. Problemas endócrinos y del sistema nervioso por ejemplo en el niño, déficit motor y mental, trastorno de la atención (ADD) anomalías de la estática, del movimiento de la palabra y fonación etc.

En el campo del deporte, dolores de espalda, esguinces, algunas tendinitis, dolor articular etc.insomnio, hormigueos o parestesias, calambres, ciáticas, fatiga, sindromes ertiginosos.Desde la niñez temprana hasta la vejez la osteopatía contiene herramientas de abordaje tanto terapeuticas como preventivas.

Normalmente para la generalidad de afecciones las sesiones de osteopatía se pueden realizar con intervalos de dos semanas y con el tiempo una vez por mes para mantener las condiciones fisiológicas de equilibrio orgánico.

La finura y la precisión de los movimientos buscados necesitan un largo aprendizaje y un desarrollo del sentido del tacto muy importante.

Para saber si los problemas del paciente son de su competencia, por su formación, el osteópata dispone de los medios de diagnóstico de la medicina convencional: laboratorio, radiología, etc.

Los límites

La gravedad de un trastorno, la organicidad de una enfermedad (ej: un tumor, una hemorragia), los estadíos infecciosos o inflamatorios importantes.

¿Un osteópata es médico o kinesiólogo?
No. Si tiene un título de médico o de kinesiólogo este garantiza su formación en medicina o en kinesiología, no en Osteopatía. Su calificación en Osteopatía está asegurada por un Diploma de Osteópata (DO) reconocido por el ROA independientemente de su otra profesión.

Share This